Blog Corporativo

Destacados y algunos comentarios que enriquecen la radio

  • 2016 no ha terminado de ser todo lo bueno que se esperaba para el sector de la Radio. Tras un excelente 2015 donde los ingresos de las emisoras en España aumentaron un 8% hasta alcanzar los 454 millones de euros, las previsiones de cierre del presente año indican un frenazo de esta tendencia. Y es que según un informe de Atresmedia Radio remitido este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la idea es que el mercado avance en 2016 entre un 2% y un 3% situándose en cifras que rondarían los 465 millones de euros.

    atresmedia radio salide 1

    La gráfica superior muestra la evolución anual de los ingresos de la Radio en nuestro país desde el año 2003cuando las emisoras se embolsaron 508 millones. Desde entonces su pico más alto se registró justo antes de iniciarse la crisis en el año 2007 cuando llegó a recaudar 678 millones de euros con un crecimiento del 7% respecto al año anterior. El peor dato llegó en 2013 cuando el mercado cayó un 11% hasta los 404 millones de euros.  Un momento en el que parece que el sector tocó fondo. 

    atresmedia radio slide 2

    ¿Quiénes son los principales anunciantes de la radio hasta septiembre?

    Si observamos la procedencia de los ingresos publicitarios de la Radio hasta septiembre de 2016 la palma se la lleva el sector financiero que representa un 20% de esas ganancias, mientras que el retail (comercio) supone un 17%, las compañías de automóviles un 12%, la cultura un 8%, los servicios públicos un 7%, los productos relacionados con los viajes un 6% y las empresas de Telecomunicaciones un 5%. Por otro lado, la radio generalista supone el 67% de los ingresos de los grandes grupos de emisoras (Prisa, COPE y Atresmedia Radio) y las musicales el 33% restante.

    El Informe remitido por Atresmedia Radio a la CNMV también muestra la cuota de mercado que representaba cada Grupo en el año 2015. De esos 454 millones de euros recaudados el pasado año Prisa se llevaba el 42%, el Grupo COPE el 21% y Atresmedia Radio el 20%. El otro 17% se lo repartieron el resto de emisoras.

  • Cuando empezaron los anuncios de la radio, empezaron echando mano de un elemento que se ha convertido en algo que rápidamente asociamos a esta publicidad. Los anuncios se asociaban a lo que se conoce ahora como jingle. De hecho, el primer anuncio de radio de la historia fue una canción creada por un grupo entonces de moda en California para una marca de calcetines. Los primeros anuncios de radio en España también eran canciones ultrapegadizas que se quedaban en la mente de los oyentes y que los niños llegaban a incorporar a sus juegos.

    ¿Por qué hacían esto y por qué echaban mano de estos recursos? Lo cierto es que este uso de las canciones, especialmente esas cancioncillas pegadizas, tenía varios efectos en la relación entre la marca y los consumidores. Primero, era una manera muy fácil de recordar el mensaje para un público al que muchas veces no llegaba de otras maneras. Segundo, era una manera de crear una identidad: las marcas se asociaban a una identidad sonora que les ayudaba a conectar con las audiencias y a que estas las identificasen rápidamente.

    Y, aunque pueda parecer que muchas son las cosas que han cambiado desde entonces (lo son), este último punto sigue funcionando muy bien. Las marcas tienen una identidad auditiva que deben cultivar y que los consumidores son capaces de identificar de forma muy rápida y frente a los demás sonidos que les rodean. La identidad auditiva, el brand jingle, no tiene que ser necesariamente una canción (esas canciones de los primeros anuncios duraban muchísimo en comparación con lo que ocurre ahora) sino que pueden ser pequeños fragmentos sonoros que, a fuerza de repetición, se han convertido en una especie de sello, de presentación de la marca, y que el consumidor reconoce rápidamente.

    Un reciente estudio, elaborado por la firma de análisis Veritonic, ha analizado cómo reconocen (o qué reconocen) los consumidores cuando se les enfrenta a una serie de estímulos sonoros asociados a marcas de la lista de las marcas más populares del mundo de Interbrand. Los participantes en el estudio (la muestra era estadounidense) tenían que señalar además qué emociones les sugerían esos sonidos. La lista está, por supuesto, llena de marcas que no conocemos (tanto) fuera de Estados Unidos e incluye otras sí universales.

    De todos modos, los resultados pueden ayudar a comprender por qué recordamos este tipo de contenidos y por qué funcionan para las marcas. Por ejemplo, McDonald's consigue muy buenos resultados con su I'm Lovin'It, que es sexto en la lista general y tercero cuando se trata de recordar sin ayuda el jingle. Funciona (y es bastante reciente: McDonald's solo lo usa desde 2003) y los consumidores lo asocian a estar emocionados y a alegría. El jingle de Intel (una marca que no tiene una presencia tan de consumo) se recuerda mucho más. Es el tercero en la lista general y uno de los que mejor se recuerda de forma espontánea. Los consumidores lo asocian a emoción y a innovación.

    Posiblemente, si el estudio se hiciese en España, los consumidores reconocerían estos dos sonidos también y otros mucho más locales pero que han conseguido hacerse ya con un recuerdo claro en el cerebro de los consumidores, como puede ser el muy reciente jingle de Mercadona (que es imposible no canturrear cuando uno se cruza con él) u otros más antiguos que se han quedado en nuestro imaginario colectivo.

     

    El poder de la música

    ¿Por qué funcionan? Como apunta un experto en AdAge, a veces son herramientas tan poderosas que nos convierten en el perro de Pavlov: lo escuchamos y ya lo asociamos de forma inmediata con cierto elemento o con cierto comportamiento. Para triunfar no necesitan ser complejos, no necesitan ser largos; solo necesitan conectar con la audiencia. Tiene que ser pegadizo y tiene que ser capaz de sugerir esos valores que las marcas quieren que sugiera.

    Como apuntaba un estudio realizado entre internautas, el poder de los jingles en publicidad y de la música de marca es muy elevado. Son mucho más poderosos que los eslóganes (los mensajes verbales) y se recuerdan de forma elevada. Curiosamente, apuntaba el estudio, se produce una cierta separación de género en los resultados. Los hombres recuerdan mejor los jingles de los anuncios 'para hombres' y las mujeres de los anuncios 'para mujeres'. Igualmente, también existe una especie de divergencia entre lo que nos gusta y lo que suena. Nuestras preferencias personales en cuestiones música afectan a como recordamos mejor o peor los jingles de las marcas.

     
  • En 1857, el tipógrafo e inventor parisino Eduard León Scott de Martinville (1817-79) construyó un aparato al que llamó fonoautógrafo, que permitió registrar por primera vez las ondas sonoras sobre papel ahumado. La canción que tuvo el honor de convertirse en la primera en ser grabada con aquel revolucionario artefacto fue una tonada popular llamada «Au Clair de la Lune», interpretada por un soprano anónimo el 9 de abril de 1860. Y así es como comenzó la historia de la música grabada, una aventura de más de 150 años que hoy en día sigue en plena evolución.

    La exposición «1, 2, 3…¡Grabando! Una historia del registro musical», que se puede visitar de forma gratuita en Espacio Fundación Telefónica hasta el 22 de enero de 2017,

     trata del encuentro de la música con la tecnología a mediados del siglo XIX, de los grandes avances técnicos en el registro y reproducción musical que se han sucedido desde entonces y de cómo éstos cambiaron la manera de crear, de escuchar, de sentir y de compartir la música.

    Siguiendo un orden cronológico, desde los primeros soportes de cera y vinilo a lo puramente digital, se mostrarán algunos de los principales hitos de la historia de la música y su influencia en la cultura. Así, habrá una sección, llamada «Orígenes» que recoge cronológicamente los inventos que revolucionaron la grabación y reproducción musical en sus comienzos como el fonoautógrafo, el fonógrafo, el gramófono o el micrófono; el siguiente corresponde a la «Revolución Sonora», donde el vinilo, el casete compacto, la grabadora, el radio casete, el walkman y el discman toman protagonismo; y para terminar nos adentramos en «Suena en digital» para acercarnos a los más recientes avances tecnológicos desde el Mp3 hasta el Home Studio, el streaming o plataformas digitales como Spotify.

    Una revolución involuntaria

    La gran revolución llegaría en 1977 cuando Thomas Alba Edison (1847-1931) inventó el fonógrafo, un avances que transformaría por completo la forma de crear y de experimentar la música, sin ser éste el propósito inicial de su creador, que lo había ideado como máquina para el dictado, libros sonoros para ciegos, entrenamiento para una buena elocución o grabaciones de familia, registro de recuerdos, máximas, consejos y últimas palabras de los miembros de la familia.

    Emile Berliner (1851-1929), ingeniero de origen alemán, dio el paso definitivo hacia una nueva era del sonido al patentar en 1887 el gramófono, un dispositivo de registro sonoro sobre un disco plano que disparó su demanda y éxito internacional. A pesar de su éxito del gramófono, ambos dispositivos coexistieron y disfrutaron cada uno de sus respectivas compañías discográficas (Edison Phonograph Company y Victor Talking Machine Company), sus catálogos de artistas y un número importante de ventas (la Victor Talking Machine Company vendió en 1905 más de un millón de dólares en discos).

    Esta revolución, junto con la mejora contínua de los micrófonos, transformó el consumo de cultura musical. Ya no era necesario ir a la ópera o a salas de concierto, este desarrollo dio voz a otros estilos como el country o la música africana, la preservación de la cultura indígena e incluso alentaron la creación de otros géneros como el blues o hip hop. Paralelamente el sonido llegó al cine y con ello las academias de dicción o los estudios de grabación especializados, dejando atrás rotulistas, músicos de orquestas, compositores y actores que no supieron adaptarse a las nuevas necesidades.

    La llegada de la electricidad

    En 1925 se deja atrás la era acústica para dar paso a la grabación y reproducción del sonido de manera eléctrica. Desde el punto de vista del mercado y el consumo, la aportación de Berliner y sus discos planos fue fundamental: permitió sentar las bases del modelo de negocio de la reproducción musical (las casas discográficas).

    Los discos evolucionaron desde los primitivos recubiertos de cera de Berliner, pasando por la pizarra, el caucho, la vulcanita, el celuloide o la laca Shellac hasta llegar al vinilo. Su perfeccionamiento propició la aparición del elepé o disco de larga duración (Long Play en inglés), de 33rpm, lanzado al mercado por Columbia Records en 1948. El formato nunca fue algo estandarizado, los había de 78, 45 y 33 rpm. La velocidad incide en la calidad del sonido pero al mismo tiempo, si gira más despacio, cabe más música. Con la implantación del vinilo en 1948 se produjo la que ha pasado a la historia como «la guerra de las velocidades». Cada casa discográfica tenía su propio formato predilecto y era el consumidor el que seleccionaba la velocidad adecuada para cada tipo de música –los 45, por ejemplo, funcionan mejor para la música Pop-.

    De forma paralela al perfeccionamiento del tocadiscos se va a producir un descubrimiento que supondrá el siguiente paso en la hoja de ruta de la tecnología de registro y reproducción sonora, el magnetófono y la cinta magnética.

    En 1928 el ingeniero alemán Fritz Pfleumer (1881-1945) concibe la primera grabadora de cinta, a la que llamó «soundingpaper» o «Sound Paper Machine». La empresa alemana AEG (Allgemeine Elektricitäts-Gesellschaft), consciente de su potencial, compró los derechos de patente a Pfleumer. En 1934 crearon el magnetofón junto con la ayuda de la que sería más adelante la compañía química BASF.

    La Segunda Guerra Mundial convirtió a Alemania en una potencia en innovación en la captura y reproducción del sonido. Una vez acabada la guerra, Jack T Mullin, soldado estadounidense se percató e introdujo en EEUU los nuevos desarrollos. Años más tarde AMPEX Corporation crearía modelos para la radiodifusión y posteriormente para los estudios de grabación y cine. En 1963 la empresa danesa Phillips lanzó el primer casete compacto. A partir de ese momento, Japón lidera las investigaciones para reducir el tamaño de los dispositivos y crea el radio casete, uniendo el casete y la radio con amplificador y altavoz integrados a un precio asequible y portátil. Pero es en 1979 cuando el walkman de Sony cambia de manera definitiva la forma en la que la gente escucha la música. El siguiente paso para mejorar la calidad del sonido lo darías estas mismas corporaciones con la llegada al mercado del disco compacto en 1982. A continuación nace el ‘Discman’ por la necesidad de un reproductor del CD que tuviera más ventajas que el casete.

    La conquista digital

    En pocos años asistimos a una auténtica revolución en los sistemas de reproducción y en los formatos, lo que ha originado un cambio en la forma en que escuchamos y compartimos la música. En 1995 nace el mp3 de la mano del Instituto Fraunhofer, aunque fue en 1998 cuando se comercializó el primer dispositivo de reproducción mp3, MPMan, de 250 dólares y con una capacidad para 7 canciones. Tras este se sucedieron muchos modelos y mejoras, como el iPod en 2001 que tenía capacidad para almacenar hasta mil canciones.

    Sin embargo la verdadera revolución llegó de la mano de internet. Hoy el 75 por ciento de los consumidores acceden a la música de forma online. La creación de un software de intercambio de archivos, el llamado P2P (peer-to-peer), el auge de plataformas como Napster primero (finales de 1999) y MySpace, iTunes, Kazaa, Spotify o Deezer después, así como de aplicaciones y softwares de creación musical -Garage Band, Cubase, Logic, Protools…- abrirán las puertas a fans, melómanos, consumidores e incluso a los propios músicos, a un mundo nuevo, desconocido en sus inicios pero alentador.

    En la industria musical del siglo XXI la tradicional siguió apostando por las super ventas, dejando poco margen a nuevas carreras emergentes. En consecuencia, el fenómeno de la autogestión resurgió con fuerza. En 2005 la industria musical sufrió un importante cambio con la llegada de YouTube, actualmente el 45 por ciento de los contenidos que se consumen en YouTube son vídeos musicales.

    Sin embargo, fue en 2007 cuando Soundcloud rompió todos los esquemas pudiendo promocionar y distribuir proyectos musicales personales. Una web fundamental para entender la distribución y promoción de artistas amateurs y la aplicación real del HOME STUDIO en una plataforma web. 2007 fue el año en el que también salió al mercado el primer iPhone, integrando el smartphone con la música, podcast, imágenes y vídeo. Entre 2008 y 2009 nacería uno de los mayores transgresores de la industria musical, Spotify.

    En la actualidad, gracias a las plataformas en streaming y la difusión a través de las redes sociales, se multiplican las ventajas para los usuarios y la industria sigue innovando para conseguir mejores y nuevas fórmulas de reproducción y grabación sonora.

    Crea tu propia canción

    La exposición irá acompañada de una serie de actividades en el auditorio y talleres educativos gratuitos para todo tipo de públicos: general, familiar, infantil y escolar. Se podrá producir en familia una propia pieza musical, asistir a conferencias sobre cómo crear sonido, y a clases para explorar los campos electromagnéticos o para descubrir el casete y la cinta magnética. Habrá además visitas comentadas libres sin reserva a partir del 27 de octubre los jueves a las 12:00 y 18:00 horas y los viernes a las18:00 horas, los domingos a las 12:00, así como la posibilidad de reservar visitas concertadas y con guía propio con reserva. .

    Además, el programa ABIERTO POR VACACIONES se centrará en la exposición con actividades dirigidas a niños de 6 a 12 años, de martes a viernes de 10.30 a 13.30 de:

    Diciembre: martes 27, miércoles 28, jueves 29 y viernes 30

    Enero: martes 3, miércoles 4 y jueves 5

  • De la mano del crecimiento del uso de smartphones, aumenta el consumo de emisoras online, más que nada entre los jóvenes. El formato se encuentra muy atado a la interactividad con redes sociales

    Aunque parecía un medio en vías de extinción, la radio se renueva y renace de la mano de Internet. Con el creciente uso de teléfonos inteligentes,  también aumenta  el consumo de radios online, sobre todo entre los más jóvenes, que habían dejado de escuchar radios analógicas. En el mundo hay 180 millones de oyentes digitales, y el consumo crece más de un 30% anual.  Cada vez más, las audiencias quieren escuchar el contenido en el momento y lugar elegido. Y las radios online permiten hacerlo tanto en directo como a demanda.

    De acuerdo a un informe de Audio.Ad., dedicada a la publicidad en radios digitales, "las radios online están íntimamente ligadas a las redes sociales, ya que el mismo dispositivo de escucha permite interactuar, y esto convierte a los oyentes en productores y consumidores de contenidos. No sorprende, entonces, que la mayor audiencia de las radios online sean los "millennials" o quienes hoy tienen entre 20 y 35 años, con un 38%; seguidos por el rango de 35 a 44 años, con un 35%; mientras que los mayores de 45, representan el 27% de los radioescuchas. En tanto, en la Encuesta Nacional de Consumos Culturales se asegura que el promedio diario de escucha de radios online es de tres horas y media, y el dispositivo de preferencia es el móvil. 

     

     


    Desde el punto de vista de las emisoras digitales, montar un estudio online tiene menos costes que uno analógico, y ofrece un público más específico y segmentado. Hoy casi todas las radios AM y FM tienen una versión web o aplicación para escuchar desde el móvil, y su crecimiento en audiencia es mayor por esta vía. Pero cada vez más están surgiendo radios puramente digitales, cuyo modelo de negocio es más diversificado que el de las radios convencionales y se basa en publicidad no convencional. 

    "Las radios online permiten hipersegmentar las audiencias, lo que facilita el vínculo y la fidelización", destaca el publicista Fernando Roig, creador de Kioscoradio, un desarrollo para el gremio de kiosqueros. "Este es una tendencia global, y puede aplicarse al campo comercial, político, social y educativo", apunta.

    Estar en el entorno digital es vital para la Radio y desde Irradia podemos ayudarte a tener una App para tu radio o música adaptada a tu presupuesto y tus necesidades.

     

  • Movistar+ acaba de anunciar un acuerdo con Kantar Media para la medición de sus audiencias. El sistema utilizará la tecnología Return Path Data (RPD) para medir el consumo de TV de sus casi cuatro millones de abonados, a través de la vía de retorno de los decodificadores de Movistar+ y otros dispositivos conectados. Al basarse en datos de decodificadores ya instalados el sistema se vuelve muchísimo más fiable que el actual sistema de audiencias donde se hacen previsiones sobre un parque muy reducido de aparatos de medición.

    El acuerdo que además incluye la medición del consumo de TV lineal, en diferido y de servicios de video bajo demanda (VOD), es un nuevo paso de Movistar+ en la comercialización de sus espacios publicitarios. Con equipo propio desde comienzos de este año Telefónica ha decidido apostar fuerte por la venta de publicidad, un terreno casi virgen para las plataformas de pago. En estos momentos el 80% de la publicidad de televisión en España es de Atresmedia y Mediaset y las televisiones de pago solo facturaron 40 de los 1.100 millones que ingresó el sector en el primer semestre del año.

    El objetivo de Movistar+ es no solo comercializar su plataforma, sino que rentabilizar los contenidos de sus canales propios. Hasta diciembre del año pasado esta tarea estaba en manos de Mediaset, pero Telefónica decidió contratar a Felipe de Lucas, ex CEO de Prisa Brand Solutions, para montar su propia comercializadora. Hasta el momento no hay datos oficiales del trabajo de esta nueva compañía, pero los datos de Infoadex indican que la publicidad en cadenas de pago ha crecido un 14,8% hasta junio, una buen dato considerando que esta media estuvo muy por encima del crecimiento de todo el mercado en este mismo periodo.

    Este año además Movistar+ ha lanzado #0 -con una batería de programas propios- y ha reforzado los contenidos de sus canales propios como Movistar F1, Partidazo, Cine y Series, pero con las mediciones de audiencias como un hándicap. Históricamente las televisiones de pago se han quejado del actual sistema de medición de audiencias, entre otras cosas porque -según indican- no respeta las pautas de consumo de la televisión de pago y estandariza y la televisión en abierto con estas plataformas.

    En España hay audímetros en 4.625 hogares, lo que supone el sexto panel del mundo por su tamaño y también el sexto con mejor ratio audímetros-población. Todos estos aparatos representan los gustos de casi 10.000 personas que viven en esos hogares, y que conforman la muestra que se extrapola a los casi 45 millones de personas que viven en España, por aplicación estadística. Se utiliza la tecnología AMS (audio matching system) para identificar la señal del canal que se está viendo y sólo se reporta la audiencia del visionado en directo de los residentes en el hogar, con audímetros del tipo PM People Meter (audímetros de hogar con botones para identificación de los individuos, según sexo y edad).

    Este sistema que ha sido aceptado y respectado por las televisiones en abierto y que se ha convertido en la base de su venta de publicidad, penaliza el consumo de pago porque no refleja fielmente la visualización de eventos en bares o grandes superficies ni aporta demasiados datos demográficos sobre los consumidores de televisión de pago -por lo pequeño de su muestra extrapolada- algo que para estas plataformas es clave para sus equipos comercializadores.

    Movistar+ busca mejor segmentación de sus audiencias 

    Es por ello que Movistar+ ha dado un paso al frente y ha firmado el acuerdo con Kantar Media. Felipe de Lucas, Director Comercial de Publicidad ha indicado en la nota de prensa con el anuncio que “con este proyecto, Movistar+ quiere contribuir a la adecuación del mercado publicitario a los nuevos hábitos de consumo audiovisual de los consumidores. Confiamos que, para los anunciantes y las agencias de medios, esta nueva herramienta permita impulsar y hacer más efectiva la comunicación multiplataforma. Y consideramos a Kantar Media el socio más adecuado para este propósito", ha dicho.

    Si funciona finalmente este nuevo sistema de medición los avances puedes ser muy importantes, incluso para la medición de canales en abierto. El objetivo es que los anunciantes tengan datos reales de consumo y sobre todo perfiles de sus potenciales clientes. Al tener los decodificadores ya instalados Movistar+ tiene perfectamente identificados a cada uno de sus clientes, un valor agregado importante para que las marcas puedan dirigir y sectorizar sus campañas.

    Siempre se ha indicado que el usuario de televisión de pago es comercialmente mucho más atractivo para el anunciante, pero hasta ahora que los datos no podían demostrarlo. Del mismo modo estamos hablando casi por primera vez de una medición real y multidispositivo en televisión, y no aproximada o predictiva como hasta ahora. Esto podría arrojar un número más exacto y probablemente mucho mayor de espectadores de cada programa del pago. Estamos hablando de una medición real de cuatro millones de hogares, un gran avance si consideramos que hasta ahora Kantar Media otorga como mucho 100.000 seguidores en el mejor de los casos a cada uno de estos programas de pago.

  • Lo que muchos temíamos parece ya inevitable. La llegada del nuevo protocolo USB Audio Device Class 3.0 supone la inminente desaparición del jack de audio.

    ¿Quién dijo que Apple se había equivocado al eliminar el jack de audio en su smartphone? Aunque muchos no queríamos que este momento llegase, lo más probable es que en apenas un par de años el panorama de los teléfonos (sobre todo de los alta gama) evolucione y diga definitivamente adiós al jack de audio en los smartphones.

    USB-IF es una corporación encargada de desarrollar junto a los principales fabricantes de dispositivos electrónicos los futuros formatos y estándar que tendrán la conexión de datos más conocida y famosa. Y su último lanzamiento ha sido lo que ellos denominan USB Audio Device Class 3.0, o lo que es lo mismo, un protocolo para ofrecer la máxima calidad de sonido a través de la conexión USB tipo C.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Esto es un paso lógico en la evolución tecnológica, donde el jack de audio de 3,5mm se mantenía como la última reminiscencia analógica dentro de unos dispositivos completamente digitales. Los fabricantes así podrán simplificar el diseño interno de los terminales, optimizando de una forma más eficaz el espacio interno disponible, que ya era escaso.

    Los reproductores mp3 mejor valorados en Amazon

    La repercusión que tendrá este protocolo de audio por USB tipo C la veremos a corto plazo, aunque no de manera inmediata. Existen altas probabilidades que los nuevos buques insignia de fabricantes como Samsung, LG o Sony perderán el jack de audio en favor de esta única conexión.

    protocolo USB ADC 3.0

    ¿Quiere esto decir que no podremos utilizar nuestros auriculares con jack de audio en dispositivos con USB tipo C? Afortunadamente existirá un proceso de transición, y el nuevo protocolo USB ADC 3.0 admite conexiones tanto analógicas como digitales, por lo quemediante un adaptador podremos seguir utilizando nuestros auriculares o altavoces.

  • Radio’s reach among adults remains solidly out in front of all media platforms, according to Nielsen’s Q2 2016 Comparable Metrics Report. Radio’s weekly reach clocks in at 93%, followed by TV (87%), smartphone (80%), PC (50%), TV connected devices (43%) and tablet (37%).

    The quarterly report looks at the reach various devices have, how often consumers are using them and how long they’re doing so. It finds that radio’s reach is highest among 35-49 year-olds at 95%, followed closely by the smartphone at 93% with TV in third place at 89%. Radio reaches 92% of 18-34 year-olds, the study shows, more than the smartphone (89%), TV (77%) and all other platforms.

     
     

    While there are no bombshells in the latest numbers, they reinforce radio’s strengths while disproving notions that the medium is declining at the hands of other audio entertainment options. “We’re growing in the average audience per minute, we’re holding our reach across different demo segments and we’re maintaining our share of the entertainment day with every generation,” Katz Media Group executive VP of strategy Stacey Lynn Schulman told Inside Radio. “No matter the generation, we have consistently high reach and a consistent share of their media day.”

    The latest numbers once again show radio’s reach is consistent across demographics, with an audience composition equally divided among persons 18-34, persons 35-49 and persons 50+. That gives radio a unique selling position as an equal opportunity medium across the demographic spectrum. “This isn’t a medium that has more interest among one generation or another, it’s a medium that every generation is enjoying, pretty much the same amount across their day,” Schulman says. “No matter where you are in your life stage, radio is a player.”

     

    The average adult listens to radio just over five days a week. But TV is the most heavily consumed platform among adults of all ages. Adults spend 32 hours, 32 minutes with TV per week, followed by radio at 13:04 and the smartphone at 12:01.

    Black audiences watch more TV than any other group—a total of 47 hours, 58 minutes per week. Hispanics are the most avid radio listeners, spending 13 hours, 52 minutes listening to radio each week, and they spend the most time using their smartphones (14:31 per week). Asian-Americans have the highest amount of weekly TV-connected device usage for a total of four hours, 18 minutes.

    While TV is the most heavily consumed platform, digital devices are gaining steam with younger consumers. In fact, across linear and digital platforms, digital comprises 51% of the total average audience among persons 18-34. And while smartphones are pretty much going everywhere with almost everyone, they also offer a distribution platform that traditional media can hitch a ride on. “Once we have more streaming and more opportunities in phones, it’s kind of a ‘duh’ that radio will continue to dominate,” Schulman says. “When you have all these other places to distribute, it just improves our reach.”

    If we combine radio and smartphone, we can get more listeners. Your radio does not already have mobile application?
    Write to ventas@irradia.fm

  • Los medios de comunicación online son los soportes digitales más creíbles

    • Los medios de comunicación online son la segunda opción en frecuencia de navegación por detrás de buscadores y redes sociales.
    • Los periódicos online son los más frecuentados (46%), seguidos por portales temáticos (24%) y radio online (14%).
    • Al 74% de los internautas le llama la atención el contenido publicitario y el 55% realiza algún tipo de interacción.
    • Descarga el Estudio aquí.

    Madrid, 18 de mayo 2016. IAB Spain, la asociación de la publicidad y la comunicación digital en España, ha presentado hoy el Estudio Anual de Medios de Comunicación, patrocinado por Adjinn, realizado en colaboración con Toluna y liderado por la Comisión de Medios de Comunicación. El estudio, realizado a una muestra de 1.028 internautas mayores de 15 años, destaca el valor diferencial que aportan los medios de comunicación online frente a otros soportes. En este estudio se incluyen por primera vez los buscadores como soporte digital, y a diferencia de anteriores ediciones se han separado, como motivo de estudio, foros y blogs. El Estudio está estructurado en tres bloques principales:

    1. Comportamiento de navegación

    Internet es el medio más creíble y con el que más se identifican los usuarios. Además, es el mejor valorado para conocer una marca, así como para obtener o ampliar información de la misma. La tecnología de Internet otorga mayor utilidad y confianza a la publicidad. Internet es el medio con el contenido publicitario más coherente.

    El 46% de los internautas accede a un periódico online a diario y el 22% al menos una vez por semana.

    1. Medios de Comunicación Online frente al resto de soportes digitales

    Los medios de comunicación online son los segundos soportes más frecuentados por los internautas. 1 de cada 3  internautas se conectan a diario y más de la mitad lo hace al menos una vez a la semana.

    Los medios de comunicación online son el soporte digital con un perfil de audiencia más madura y destaca también su afinidad con el público masculino. Además, los medios de comunicación online son los soportes digitales más creíbles y en los que mayor atención se presta a la publicidad debido a su credibilidad. Los periódicos online son los soportes más frecuentados (46%), seguidos por portales temáticos (24%) y Radio Online (14 %). Los dispositivos mobile (smartphone y tablet) son dispositivos de relevancia cuando se navega por medios de comunicación online, el 15% usa tablet y el 21% smartphone.

    1. Publicidad de los medios de comunicación online

    Respecto a  la interacción con la publicidad digital, el 43% de los usuarios solicita información adicional sobre productos y servicios, y el 51,2% consulta la opinión de otros usuarios. Los periódicos online son los que gozan de mayor credibilidad y confianza.  Casi la mitad de los internautas (44,4 %) le dan un grado alto de interés al contenido publicitario que se integra en los medios de comunicación online. Al 74% de los internautas le llama la atención el contenido  publicitario que encuentra en Internet, y el 55% tiene algún tipo de interacción

    Según Antonio Traugott, Director General de IAB Spain “”Son muy buenas noticias para los anunciantes que Internet sea el medio preferido para conocer una marca. Además, si los medios de comunicación online son los más creíbles, entre otras ventajas que muestra este informe, refuerza el hecho de que dichos medios son soportes ideales para que las empresas sigan aumentando sus inversiones online y obtengan mejores beneficios”.

    Giancarlo Giansante, CEO de AdJinn, añade que “es todo un orgullo patrocinar un estudio tan relevante en nuestro sector, que cada año nos ayuda a conocer las oportunidades que ofrecen los medios digitales como canal publicitario. Los medios ofrecen un escaparate premium y AdJinn tiene como misión ayudarles en mejorar la calidad de sus conversaciones con marcas y agencias. Para AdJinn es muy importante estar involucrados en este tipo de investigaciones, para conocer de primera mano las inquietudes de nuestro sector y así poder proporcionar las soluciones que se necesitan.”​

    Descarga el Estudio Anual de Medios de Comunicación Online. #IABEstudioMedios

     
  •  4 puntos clave para saber si tu app funciona

    Sabemos que es tiempo del Mobile y muchas empresas dedican sus esfuerzos y presupuesto a crear una app. Hoy vamos a ver si dichos esfuerzos están teniendo resultados. Para ello debemos centrarnos en varios puntos:

    1. USUARIOS: Cuántos usuarios tiene tu App? Ten en cuenta que las descargas de la app no indican el número real de usuarios que tienes. Según el último informe de The App Date, solo en España hay 22 millones de usuarios activos que cada día descargan cuatro millones de aplicaciones para móviles, tabletas y televisores. 

      En las estadísticas que te ofrecemos en Irradia, podrás saber cuántos usuarios han descargado la app, cuántos la han desinslatado y muchos otros datos que te darán una pista para mejorar tu engagement con tus usuarios.
       
    2. DURACIÓN DE LA SESIÓN: Podemos decir que el tiempo que pasan navegando por la app, en su sesión, revisando noticias o escuchando el directo o los podcasts, es muy importante. Y qué decir si tu app contiene apartados de venta de productos o servicios?
      En Irradia diseñamos las apps para que tus oyentes sigan conectados, aún cuando se apaga su pantalla, interactúan con otras apps como Whatsapp o bien cuando tienen la app cerrada. Al igual que tu emisora, centramos los esfuerzos en retener al usuario el máximo tiempo posible.



       
    3. CADA CUÁNTO VUELVEN: Qué pasaría si el usuario se conecta una vez a la semana, o una vez al día o nunca más? Queremos brindarte las herramientas para que el intérvalo entre sesión y sesión sea el mínimo posible!
      Puedes generar contenido extra en el blog, noticias, podcasts... y además notificarlo con herramientas como los mensajes push. 
       
    4. CONVERSIÓN PARA LA EMPRESA: Debemos tener en cuenta que la app puede ser una fuente de ingresos para tu empresa. En la app que creamos para ti, puedes incluir publicidad, patrocinadores, programar banners publicitarios durante los programas... Además, puedes ofrecer servicios como cuñas publicitarias, espacios en tu web... o bien la compra de productos como venta de CD, merchandising, compra entradas... 
      En Irradia tenemos las herramientas más innovadoras del sector para ofrecer publicidad sin resultar intrusiva. Consúltanos y te informaremos.

    Si todavía no tienes una app para tu radio o negocio musical, no esperes más y contacta con Irradia Fm, dedicados a la creación de Apps Nativas e híbridas en sector musical. Además, tenemos diferentes planes de precios que se ajustarán a tu presupuesto. Incluso puedes pagar de forma mensual! Escríbenos a ventas@irradia.fm o llámanos al teléfono 664511782.

     

  • Los millennials reconocen implicarse en una media de cuatro actividades diferentes, entre las que destacan Internet, redes sociales y mensajería

    Ya casi nadie ve la televisión sin navegar por internet o utilizar el móvil simultáneamente

    Atrás quedó aquella época en la que la televisión era la reina indiscutible del salón y todos se reunían a su alrededor para mirarla con devoción. Tampoco es que la multitarea sea un fenómeno reciente: planchar, comer o conversar con la televisión de fondo son actividades cotidianas desde hace mucho tiempo, pero ahora se han introducido nuevos dispositivos con los que la tele se ve obligada a compartir espacio: ordenadores, tabletas y sobre todo móviles copan la atención de los espectadores, especialmente de los más jóvenes.

    Así se revela en una reciente encuesta de Deloitte en la que el 90% de los consumidores reconocen hacer diferentes tareas mientras ven la televisión y en el caso de los millennials, admiten implicarse en una media de cuatro actividades diferentes mientras ven la tele, especialmente navegar por Internet, usar redes sociales y emplear apps de mensajería instantánea. En global, el 33% de todos los espectadores suelen navegar por la web mientras ven la tele, lo que muestra que el fenómeno de la doble pantalla es cada vez más habitual.

    Ahora bien, el informe también hace hincapié en que menos de un cuarto de las actividades online realizadas por los consumidores tienen relación con el programa que se está viendo, lo que muestra que la televisión social o la interrelación de los contenidos televisivos con los online aún tienen un largo trecho que recorrer.

    Teniendo en cuanta lo extendida que está la multitarea, no es de extrañar que la atención que se presta a los anuncios televisivos sea limitada. Asi, las decisiones de compra cada vez están más influidas por canales de publicidad no tradicionales.

    En el caso de los millennials (entre 19 y 32 años), tres de cada cuatro aseguran que las recomendaciones en medios sociales tienen mayor influencia que los anuncios televisivos, y el 71% indica también que la influencia de las reviews online de otros consumidores desonocidos es muy alta.

    En cuanto a los patrocinios por parte de figuras públicas del universo online, casi un tercio de los consumidores menores de 50 años, y la mitad de los millennials, afirman prestarles atención a la hora de tomar sus decisiones de compra.

    Ha cambiado la forma de ver la televisión

    Este informe también refleja cómo ha cambiado la forma de ver los contenidos televisivos, porque lo cierto es que ver, se siguen viendo, solo que de forma diferente. Así, ver series y películas por streaming a través de la Smart TV y otros dispositivos como ordenador o tableta está a la orden del día: el consumo de contenidos de vídeo es ahora más individualizado y controlado.

    Y quizá también más compulsivo, ya que la mayoría de los espectadores apuestan por los maratones o binge-watching: el 70% de los encuestados ahora ve seguidos, de media, hasta cinco episodios de las series y casi un tercio hace maratones de series al menos una vez a la semana.

    Por otro lado, la mitad de los encuestados están suscritos a servicios de vídeo en streaming y, en el caso de los millennials, invierten más tiempo en ver esos contenidos que en ver la televisión tradicional. Más de la mitad de todos los consumidores (y tres cuartos de los jóvenes) ven películas, series o programas televisivos en streaming al menos una vez al mes.

    Como explican desde Deloitte: "La proliferación de contenido online no hace más que incrementarse y el apetito del consumidor por esos contenidos parece igualmente voraz. Los datos de la encuesta dejan claro que los consumidores están más que dispuestos a invertir en servicios que les permitan ver lo que sea, cuando sea, y en el dispositivo que sea".

  • La era dorada del audio digital

    Aunque no de forma recurrente, los comentarios y reflexiones sobre el ecosistema sonoro contemporáneo —de forma específica sobre la radio en el entorno digital—han salpicado puntualmente este blog para dar cumplida cuenta de las innovaciones observadas en este ámbito, bien para consignar sus adaptaciones visuales, para reclamar estrategias transmedia, para significar la evolución narrativa de sus historias, para reivindicar fórmulas publicitariasmás imaginativas o, sencillamente, para ensalzar su renacer: lo apuntaba Ana Ormaechea en vísperas de la primavera de 2015 y, llegado el otoño, se suceden las noticias que confirman que sí, que el audio digital ya no es promesa, sino toda una realidad.Imagen1

    Google acaba de anunciar que abrirá un espacio específico para podcasts en su plataformaGoogle Play Music: una vez efectivo, los podcasters podrán agregar sus fedds RSS para que sus creaciones sonoras sean incluidas en los listados de Google Play y llegar así a millones de usuarios de teléfonos y tabletas Android; a modo de orientación, en el 2º trimestre de 2015 por cada iPhone de Apple se han vendido seis terminales con el sistema operativo de Google. ¡Seis! Además, la poderosa plataforma de streaming musical Pandora Radio (que en Estados Unidos suma cerca de 80 millones de usuarios únicos) ha confirmado que desde abril de 2016 distribuirá en exclusiva la segunda temporada de Serial, el podcast producido por This American Life cuyo éxito encumbró la producción independiente de contenidos periodísticos sonoros. Y por si fuera poco, Deezer —principal competidor europeo de Spotify— presume estos días de que extenderá su servicio «talk» a cinco nuevos países (entre ellos España) con 40.000 programas de radio y podcasts. ¿Es o no es una época dorada para el audio digital?

    La ‘segunda era’ del podcasting

    Más de una década después de que el periodista británico Ben Hammersley acuñase en 2004 el neologismo podcasting a partir de la hibridación de los términos broadcast y pod (dada la extendida práctica de escuchar archivos de audio en reproductores portátiles, en especial el iPod de Apple), el podcast se ha asentado en el vocabulario básico del consumidor digital, aunque no siempre con la debida precisión: no se trata de un programa —musical o hablado— contenido en un único archivo, sino de series de episodios que los suscriptores reciben automáticamente gracias a la tecnología de sindicación RSS. En una primera fase estas producciones parecían llamadas a revolucionar la radio tradicional gracias a la simplicidad de su difusión y al atractivo que suponía romper con los horarios de emisión y con la irreversibilidad en la escucha del contenido.

    Ese deslumbramiento, sin embargo, cedería paso al escepticismo de un fenómeno que se asoció más al amateurismo independiente que a una verdadera alternativa a la industria de radio tradicional. De hecho, y como ha observado el profesor italiano Tiziano Bonini, elpodcasting recibió en sus inicios menos atención desde los estudios de comunicación que por parte de blogueros y revistas tecnológicas, a quienes les cautivaba aquel recurso de expresión personal y de intercambio de conocimientos al margen de las redes de difusión convencional. Carente de un modelo de negocio estable, el podcast se situó entonces en una posición marginal del mercado radiofónico y editorial.

    Pero como prueba el propio Bonini, la tendencia se invirtió a partir de 2012, cuando algunos de los podcasts más populares en Estados Unidos se independizaron de la radio para financiarse en exclusiva gracias a donaciones de los oyentes canalizadas a través de plataformas de micromecenazgo como Kickstarter. Así cobraron vida, entre otros, 99% Invisible, un podcast sobre diseño y arquitectura producido por Roman MarsRadio Ambulante, reportajes sobre América Latina impulsados por Daniel Alarcón y Carolina Guerrero; o Radio Diaries, documentales sobre historias extraordinarias de la vida cotidiana.

    El asentamiento de la microfinanciación por parte de audiencias que ya conocían los programas y a sus realizadores restauró el potencial del podcasting, que ahora ya no (sólo) provenía de instancias ajenas a la radio, sino de profesionales que mejoraban la producción y la comercialización: de hecho, muchos de esos podcasts se venden y difunden en estaciones hertzianas. Además, y al no estar sujetos a los condicionantes de la emisión lineal, estas creaciones recuperan el cuidado por la narrativa radiofónica: un modelo consagrado es el del programa This American Life en la cadena pública norteamericana NPR; y un ejemplo enpodcast, el de Serial, su spin off basada en hechos reales elevada a categoría mundial con más de setenta y dos millones de descargas.

    En pocos años la aceptación de estos programas ha crecido exponencialmente en el mundo anglófono, ha atravesado las fronteras geográficas de sus entornos de producción, y ha convertido en masivo el fenómeno podcasting hasta recuperar su atractivo innovador con la concatenación de tres principales factores: la normalización de los smartphones como dispositivos de consumo de audio; el valor artístico y creativo de productores formados en la radio tradicional; y el surgimiento de nuevas plataformas digitales que, aprovechando el hábito de escucha del streaming generado (sobre todo) por Spotify, se han hecho un hueco como oferentes de contenido sonoro basado en la palabra.

    PodcastVarios

    Productores, agregadores y redes sociales de audio

    La combinación de nuevas tecnologías para distribuir (podcasting) y reproducir (smartphones) los podcasts se ha visto reforzada, además, por herramientas cuya contribución ha ayudado a visibilizar, popularizar e incluso viralizar estas producciones. Destacan, por un lado, las redes sociales basadas en el audioSoundcloudMixcloudSpreaker o Stilcher (esta última fue adquirida por Deezer hace un año para ampliar su repertorio musical); a medio camino entre plataformas amateurs y profesionales, y con las funcionalidades propias de otras redes demicroblogging, en estos canales se han difundido y compartido contenidos cuya popularización ha ayudado a asentar el universo de la podcastfera.

    Con todo, el camino hacia su definitiva consolidación ha necesitado de otro protagonista: lasPodcast Networks, redes concebidas para acoger a podcasters y podcasts que, bajo distintos modelos de distribución y comercialización, tratan de generar, agregar y optimizar audiencias para vender a los anunciantes. El primer exponente de este modelo fue Radiotopia, fundada en 2014 por Roman Mars, que además de captar fondos de oyentes y recibir el apoyo de una fundación, permite que sus programas tengan patrocinadores. Como señala Bonini, “Radiotopia se presenta a sí misma como una emisora de radio comercial que incluye contenidos para atraer a oyentes y canjearlos por publicidad”. Con parecidos propósitos existen otras redes semejantes: PodcastOneGimlet Media (proyecto del ex-productor de This is American LifeAlex Blumberg), Infinite GuestEarwolf o Panoply(impulsada por el prestigioso magazine Slate con el fin de promover podcasts para otras empresas de comunicación).

    En Suecia ha cobrado mucha popularidad Acast, una web de alojamiento de podcasts que dispone de una aplicación para emitir anuncios cortos al comienzo y final de cada programa, y cuyos ingresos reparten ¡al 50%! con los creadores. Con otra estrategia, la de crear una comunidad de podcasters en lengua hispana, los españoles Ángel Jiménez y Ana Ormaechea(colaboradora en Innovación Audiovisual) han lanzado Cuonda, que busca la esponsorización —con publicidad nativa e integrada en cada podcast— para los contenidos alojados en su plataforma y pretende impulsar la creación de un sistema de métricas claro para conocer con exactitud la audiencia, independientemente de los servicios de alojamiento elegidos.

    En España —donde el portal iVoox constituye la principal referencia para localizar cualquierpodcast producido en nuestro país— se han consolidado las experiencias de El Extrarradio, alumbrada en 2012 por profesionales radiofónicos que impulsaron un exquisito proyecto sonoro sustentado en el micromecenazgo y reconocido no sólo por una comprometida audiencia, sino también por numerosos premios incluso de la propia industria; Carne Cruda,programa que tras emitirse en Radio 3 y la Cadena SER se convirtió en podcast independiente alojado en el periódico online eldiario.es y financiado mediante crowdfunding por más de dos mil oyentes/productores (también se distribuye gratuitamente por varias emisoras hertzianas municipales y comunitarias); Radio Battletoads, una emisora online que desde 2007, y con los recursos de sus oyentes, difunde podcasts amateurs sobre cine, series y videojuegos; y las magníficas (y premiadas) ficciones de Agencia ROM, cuyas audioseries ilustradas con cómics ya encuentran hueco en emisoras de antena convencional como Valencia 99.9 Radio.

    Once años después de su invención el podcasting ha dejado atrás el primigenio estadio de difusión selectiva para transformarse en un medio comercial de masas: un producto con crecientes seguidores que, al igual que el resto de contenidos de ocio y entretenimiento digital, remite a consumos personalizados y cada vez más sementados; un contenido que, lo mismo que la música, resulta compatible con otras actividades; y un vehículo que, a diferencia de la radio tradicional, presenta mayor eficacia publicitaria debido a la selección y exposición de/al audio determinadas intencionalmente por el oyente.

    Como si todavía no lo hubiese intuido, queda claro que el medio radiofónico afronta ¡una vez más! un futuro tan prometedor como exigente: atender, explorar y aprovechar al máximo la era dorada del audio digital.

  • Music is all about passion. With Millennials spanning the demographic globe, it's key to have specific strategy when it comes to sound. Pandora gives you the inside skinny on how to approach each part of this audience.

     

  • Solo este verano el mercado global de smartwatches ha crecido un 457% con respecto al mismo periodo del año pasado.

    El pasado verano el mercado global de smartwatches creció un 457% con respecto al mismo periodo de 2014, según un estudio de Strategy Analitycs. Un incremento que no ha pasado desapercibido para las grandes compañías que luchan por convertirse en el baluarte del mercado de los relojes inteligentes. Desde Quadram Mobile Solutions, señalan que "el Smartwatch se ha convertido en una pieza fundamental de las estrategias de marketing de las grandes empresas ya que, a pesar de que en estos momentos no tiene un gran volumen de negocio, quien logre posicionarse ahora ganará consumidores a largo plazo".

    En los próximos 5 años la venta de estos dispositivos crecerá un 41% anualmente (según Bussiness Insider) por lo que es ahora cuando las compañías se plantean incluir campañas de marketing exclusivas para los smartwatch y mejorar el posicionamiento de su marca. "Los desarrolladores han adaptado ya más de 3.000 apps a los relojes inteligentes, entre las que encontramos las grandes marcas nacionales como Zara, Vueling o Banco Santander lo que demuestra la importancia que se está dando a este nuevo dispositivo como herramienta de branding", apuntan desde Quadram.

    La compañía recomienda a las empresas que quieran iniciar sus campañas de marketing en los relojes inteligentes que tengan en cuenta los nuevos límites que impone el dispositivo lo que obliga a las marcas a concentrar sus mensajes y hacerlos más directos y claros para lograr un mayor impacto en los usuarios. Además, explican que "el contenido ha dejado de ser big para comenzar a ser smart por lo que los mensajes que van a tener éxito en cualquier plataforma serán los más creativos y originales".

    La accesibilidad de los smartwatch permite, además, fidelizar a los usuarios más que las aplicaciones móviles ya que los relojes están siempre disponibles en la muñeca de los usuarios por lo que es más cómodo y rápido acceder a sus aplicaciones que a las de otros dispositivos. De esta manera, las marcas que apuestan por los smartwatches mejoran su posicionamiento al instalarse en un dispositivo que, rara vez, abandonan sus dueños.

    Por último, llevar un smartwatch permite a las marcas personalizar su estrategia de marketing en función de lo que esté haciendo o dónde se encuentre un usuario en un determinado momento. Por ejemplo, gracias a la tecnología NFC se pueden realizar pagos acercando el reloj al lector y, a través de los beacons, se puede dar información útil a los consumidores en un momento concreto si nuestro dispositivo se encuentra conectado al móvil.

    "El objetivo -concluyen desde la compañía- es que aunque el marketing que se haga en los smartwatch debe seguir la estrategia global de la marca tienen que aprovecharse las especificaciones que presentan estos dispositivos en cuanto a localización, limitación de espacio y personalización". Teniendo esto en cuenta los relojes inteligentes pueden llegar a convertirse en un dispositivo clave para aquellas empresas que quieren estar a la vanguardia del marketing.

  •  

    España es uno de los mercados en los que el día de descuentos y rebajas se ha asentado ya entre marcas y consumidores

    Los mercados nunca han funcionado como compartimentos estancos y las cosas que funcionan en un lugar acaban siendo implantadas en otros. La historia está llena de ejemplos de tradiciones, prácticas empresariales, técnicas de mercado y fiestas que los consumidores han importado o visto como se importaban desde otros lugares. Y lo cierto es que en la lista de elementos importados o copiados hay incluso cosas que parecen una parte incuestionable de las tradiciones de siempre, como puede ser por ejemplo el árbol de Navidad. El primer árbol de Navidad no se colocó en una casa de España, que se tenga constancia, hasta la segunda mitad del siglo XIX y la costumbre nunca hubiese sido tan popular y tan generalizada si poco antes no la hubiese implantado y popularizado la británica reina Victoria importando a su corte una costumbre de la Alemania natal de su marido.

    El árbol de Navidad es uno de los ejemplos más sorprendentes, pero no es el único. Se han importado las rebajas, que empezaron en las grandes galerías comerciales y que fueron copiadas por los gigantes del sector en España; se han copiado festividades como San Valentín o el día de la madre o del padre, que parecen de siempre pero que fueron en realidad una cuestión que nació de forma más global - y más comercial -; o se han empezado a celebrar festividades que no tenían tradición, como es el caso de Papá Noel, que ahora también trae regalos, o Halloween.

    Y en la lista de elementos que se están importando y que podrían incorporarse de forma definitiva en los próximos años al calendario de cuestiones que se celebran están el Viernes Negro o Black Friday y el Ciberlunes o Cyber Monday. Las dos 'festividades' son 100% estadounidenses y, sin embargo, cada vez forman parte más de nuestro vocabulario: tanto el Black Friday como el Cyber Monday han cruzado el Atlántico y han llegado a Europa, donde se podrían convertir en una parte fundamental del calendario comercial (ya están consiguiendo cifras impresionantes de gasto) a pesar de que las circunstancias que sostienen ambas fechas no existen en Europa.

     

    El Black Friday es una celebración comercial navideña de Estados Unidos que parte de un hecho en el calendario. El Viernes Negro se celebra cada último viernes de noviembre, ya que el día anterior es festivo en el país (es Acción de Gracias) y los consumidores tienen por delante un puente. El Black Friday es una jornada de descuentos masivos que funciona muy bien históricamente porque se celebra prácticamente un mes antes de Navidad y es, por ello, una jornada para comprar en masa los regalos navideños. El Black Friday lleva celebrándose desde los años 60 en Estados Unidos y, desde principios del siglo XXI, se sumó a la celebración el Cyber Monday, cuando tras la resaca de compras físicas los consumidores acaban en internet en el día de vuelta al trabajo comprando en el ecommerce.

    La culpa la tienen Amazon y Apple

    La jornada tiene una explicación clara en Estados Unidos y una en Europa: las tiendas europeas la han importado, tanto que si se lee en la popular Wikipedia la entrada relacionada al concepto se puede ver que ya indican que se celebra en media Europa. La culpa de la presencia de esta importación de la fecha está en las firmas estadounidenses, que empezaron a celebrarla en Europa en los últimos años.

    Amazon y Apple empezaron a lanzar ofertas asociadas al Black Friday y, aunque al principio estaban solas en la aventura, muy pronto fueron copiadas por otras compañías, estadounidenses o europeas, que también se entregaron a las ofertas. La presencia del término entre las compañías europeas empezó a ser más o menos habitual hacia 2010 y desde entonces las compañías lo han importado casi sin vuelta atrás.

    El boom de internet ayudó también a que se popularizaran los conceptos y las prácticas. "Como comprar online es algo global, las tendencias de otras regiones se asimilan de forma más fácil", explicaba Alastair McCaig, analista de IG Group, a la CNN.

    Las propias tiendas y las propias marcas son las que han educado a los consumidores para comprender el potencial de la fecha y para asimilar las reglas de juego. En algunos mercados, como es el caso de Reino Unido, la fecha es ya una muy importante dentro del calendario de compras. Muchas son las marcas que se suman al Black Friday en ese mercado y mucho es el gasto que realizan los consumidores, tanto que de lo que se gasta en Europa en el Black Friday la mayor parte se consume en Gran Bretaña.

    Según un estudio de RetailMeNot, las previsiones están en que en este año se gasten 1.500 millones de libras esterlinas, unos 2.110 millones de euros, en el Black Friday, de los que dos tercios del consumo corresponderán al mercado británico. Si se amplía el foco a todo el período, sumando no solo el Black Friday, sino el fin de semana que le sigue y el Ciberlunes, se espera que los europeos gasten 4.000 millones de libras esterlinas, 5.628 millones de euros, durante el período. Reino Unido será el líder del mercado, aunque no el único que lo celebrará. Fracia, Italia, Alemania, Holanda, Bélgica y por supuesto España también entran en el cómputo de esos millones de euros.

     

    En Irradia nos unimos y ofrecemos un 30% de descuento en tu app a medida. Escribe a:

    ventas@irradia.fm